El Vaticano

La Ciudad del Vaticano

Visitar la Basílica de San Pedro


Cada día, unas 30.000 personas visitan la Basílica de San Pedro del Vaticano. La iglesia más importante y más grande del mundo católico, la de las ceremonias celebradas por el Papa, tiene un valor artístico, histórico y religioso de altísimo nivel.
Ordenada por el Papa Julio II, su construcción comenzó el 18 de abril de 1506 y terminó en 1667 en el lugar en el que se encontraba otra iglesia de antiquísimo origen, donde, según la tradición, fue sepultado san Pedro.
En el interior de la Basílica de San Pedro de Roma, se pueden visitar las tumbas de los Papas, o Sagradas Grutas Vaticanas, el Museo Histórico-Artístico (Tesoro de san Pedro) y la celebérrima Cúpula de san Pedro, a la que se puede subir también en ascensor.

La Tumba de san Pedro y la Necrópolis se encuentran bajo la Basílica de san Pedro y es necesario presentar una solicitud a la Fábrica de san Pedro para visitarlas, normalmente con mucha antelación.

Las obras de los museos vaticanos

En los Museos Vaticanos, se pueden contemplar tesoros artísticos de increíble valor. El más célebre es ciertamente la Capilla Sixtina, pero aquí se encuentran también el Museo Gregoriano Egipcio, el Gregoriano Etrusco, la Pinacoteca con obras de Giotto y Bondone y las Habitaciones de Rafael, en las que se pueden contemplar obras célebres del maestro, como La escuela de Atenas y La disputa del SS. Sacramento.
Para visitar los museos vaticanos, es posible adquirir las entradas online en la página oficial del Vaticano.

Los Jardines Vaticanos
 
Los Jardines Vaticanos nacieron como lugar de reposo y meditación del Pontífice y presentan elementos arquitectónicos de gran importancia artística e institucional para la Ciudad del Vaticano. Ocupan gran parte del Estado Pontificio y albergan bancos, diarios y palacios apostólicos. Es necesario reservar para acceder a los Jardines y contemplar sus bellezas.

La biblioteca vaticana

Los locales de la Biblioteca Vaticana son accesibles solo para investigadores y por motivos académicos, y alberga una de las colecciones de textos antiguos y rarezas entre las más grandes e importantes del mundo.

Para más información detallada sobre horarios, entradas y visitas, visitar el sitio del Estado Vaticano.