Hospitalidad

Nací en una gran familia del Sur de Italia, y desde siempre la más sincera hospitalidad ha inspirado la vida de todos nosotros. Calor e intimidad, estos son los valores que he trasmitido a mi “familia” romana, a mi hotel. Y vosotros, queridos huéspedes de Corso 281, por supuesto, sois “mis” invitados.

Por vuestra comodidad, dentro y fuera del hotel, he creado un servicio de home assistant que puede cumplir con todos vuestros deseos. Y yo he querido poneros también mi experiencia como "viajero" en el corazón de Roma, sugiriendo los itinerarios, los museos y las obras pictóricas que más amo, y por supuesto los restaurantes, los cafés y las boutiques.

Así, con sencillez, con el inmenso placer de ofrecer a los amigos más queridos lo mejor de la Ciudad Eterna.

Natalino Gisonna